La conciencia del dolor en Los heraldos negros

The Consciousness of Pain in The Black Heralds

  • Antonio Merino
Palabras clave: César Vallejo, Los heraldos negros, corrientes literarias, modernismo, dialéctica, dolor.

Resumen

Con Los heraldos negros (1919), Vallejo inicia su primera arqueología literaria que ya atesoraba, desde composiciones anteriores, un amplio conocimiento de las estructuras simbólicas de las corrientes literarias que inundaron las tertulias y los foros academicistas de principios del pasado siglo XX. Tanto es así que un poema como «Campanas muertas», publicado en La Reforma el 13 de noviembre de 1915, es decir, varios años antes de dar a conocer sus composiciones de Los heraldos negros, tendrá una importancia capital. Además, en ese mismo año 1915, Vallejo traza una nueva línea en su complejo universo poético, nutriéndose de nuevos amigos y «compañeros de viaje» (Orrego, Garrido, Imaña, Haya de la Torre, etc.) y de lecturas de Schiller,  Poe y Tennyson que, con los años, le permitirán conocer mejor su realidad y su tiempo; un tiempo que, en Vallejo, siempre es dialéctico, es decir, contradictorio, pesimista, de exaltación, de recuerdos y de esperas, pero siempre humano.

Citas

Alegría, Fernando (1971). «Las máscaras mestizas». En Flores, Ángel (ed.). Aproximaciones a César Vallejo. Nueva York: Las Américas, 193-207.

González Vigil, Ricardo (2014). «Las tres dimensiones del yo no sé de César Vallejo». En Flores Heredia, Gladys (ed.). Vallejo 2014. Actas del Congreso Internacional Vallejo Siempre. Lima: Cátedra Vallejo, 138-143.

Marcuse, Herbert (1968). Eros y civilización. Barcelona: Seix-Barral.

Merino, Antonio (1988). En torno a César Vallejo. Madrid: Júcar.

Ortega, Julio (2014). César Vallejo: la escritura del devenir. Barcelona: Taurus.

Vallejo, César (1988). Los heraldos negros. Edición de René de Costa. Madrid: Cátedra Vallejo.

__________ (1996). Antología poética. Edición de Antonio Merino. Madrid: Espasa Calpe.

__________ (2019). Poesía y narrativa completas. Edición de Antonio Merino. Madrid: Akal.

Publicado
2019-08-19